miércoles, 16 de febrero de 2011

¿Es el trading para mi?

Compartir Que se puede ganar mucho dinero con la Bolsa está claro pero ¿puedes hacerlo tú?

¿Es la Bolsa una opción que puedes aprovechar tú, con tu personalidad, con tu forma de ser, con tu conocimiento y tus recursos?

Es importante poder contestar a esta pregunta con total confianza. Si averiguas que esto no es para ti podrás liberar tu mente para encontrar otras opciones más interesantes. Si por el contrario llegas a la conclusión de que disponer de los requisitos necesarios para lograrlo, tal vez te sientas tentad@ a seguir investigando.

Hay tres conjuntos de elementos imprescindibles:

A. Recursos.
B. Requisitos de conocimiento y habilidad.
C. Requisitos de carácter.

A. Recursos

Básicamente se trata de dinero, tiempo y energía.

DINERO


Para invertir en la Bolsa necesitas dinero. Este dinero lo podemos dividir en tres apartados:
1. El que necesitas para invertir.
2. El que necesitas para hacer frente a tu estilo de vida mientras vives de tus inversiones.
3. El que necesitas para adquirir el conocimiento, desarrollar las habilidades y establecer tu negocio como trader.

1. El que necesitas para invertir.

La cantidad inicial con la que puedes operar varía mucho. De hecho puedes operar en simulado sin ninguna cantidad real en juego, y esa opción puede jugar un papel importante en cierto momento del desarrollo de tu competencia.

Por otro lado si quieres operar con acciones puedes hacerlo a partir de 50$ y si quieres operar con futuros puedes hacerlo a partir de 500$. Ahora bien, es importante entender que estas cantidades no te van a permitir obtener ingresos significativos y que es necesario disponer de un capital inicial mayor.

Dicho capital lo harás crecer poco a poco y de forma conservadora hasta que tenga un tamaño que permita que disminuyas el riesgo en tu operativa y a pesar de ello logres un tipo de rentabilidad notable.

Puedes comenzar a operar en la Bolsa con una cantidad entre los 5.000 y los 10.000$, y hacerlos crecer paso a paso hasta los 25.000-50.000$ si operas en futuros y hasta los 100.000-300.000$ si operas en acciones.

2. El que necesitas para vivir.

Mientras adquieres el nivel de competencia necesario (lo comentaremos ahora en el punto B), vas a tener que seguir pagando tus facturas o bien con tus ahorros o bien con otras fuentes de ingresos.

Es muy importante que entienda que no vas a vivir del trading en dos semanas. Necesitas un tipo de dedicación concentrada suficiente como para interiorizar una serie de distinciones que pueden llegar a ser bastante complejas, y necesitarás aprender a actuar con disciplina. Esto puede llevarte desde varios meses hasta varios años y durante ese tiempo necesitarás disponer de dinero para hacer frente a tu estilo de vida.

3. El que necesitas para aprender

Vas a necesitar un sistema de inversión y entrenamiento. Puedes crearlo tú, investigando, leyendo, haciendo pruebas, asistiendo a varios seminarios, o puedes comprarlo.

Ambas opciones son muy interesantes y ambas llevan un precio asociado: Si el sistema lo elaboras tú tienes que tener en cuenta el coste de los errores que presumiblemente vas a cometer. Sin un entrenamiento supervisado por profesionales es muy fácil que te vueles la primera cuenta que abras, y la segunda, y la tercera... Hacerlo por cuenta propia tiene el coste del dinero que puedes perder, más el coste de oportunidad asociado al periodo de tiempo en el que el dinero no va a estar trabajando porqué necesitas desarrollar el sistema. La gran ventaja que tiene crear un sistema propio es que puede ser muy satisfactorio a nivel intelectual. La gran desventaja es que quizás no lo consigas, quizás no tengas en cuenta elementos como la gestión del riesgo de ruina, o quizás no dispongas de la manera correcta de entrenar tu disciplina. Esto suele salir muy caro (en dinero, en coste emocional, y en tiempo).

Comprar un sistema y el entrenamiento pueden acortar la inversión necesaria en tiempo, en dinero y en coste emocional. Algunas personas creen que es más barato elaborar un sistema a partir de la lectura de un par de libros y desestiman el coste de pasarse dos años en ese desarrollo. Dos años sin que el sistema esté trabajando para ellos es mucho dinero que dejan de ganar.

TIEMPO



El siguiente requisito es el tiempo. Necesitas bastantes horas de pantalla para poder adquirir la habilidad necesaria. Por un lado está el tiempo que dedicarás a interiorizar las distinciones del sistema: qué es una ventana de oportunidad, cómo se invalida, cómo se gestiona, etc... y por otro lado está el tiempo que necesitarás para modificar tu conducta de manera que puedas actuar de forma competente y disciplinada en el mercado en tiempo real.

En la parte inicial de tu formación necesitarás cuantas más horas de pantalla mejor, y a esas le puedes añadir las horas de análisis de tus resultados, backtesting, forwardtesting, seguimiento de tu desempeño, control del riesgo, etc... Luego, cuando tengas un cierto nivel de competencia podrás limitarte a mantener el sistema en funcionamiento y, dependiendo del tipo de operativa que quieras hacer necesitas más o menos dedicación.

Por ejemplo puedes operar en la Bolsa en el intradía y en ese caso dedicarás entre 30' y 2 horas cada día, o puedes hacer un trading posicional y tomar decisiones una vez a la semana.

ENERGÍA

Para operar en la Bolsa con éxito necesitas un nivel de compromiso personal muy elevado. Vas a tener que enfrentarte a ti mismo, a tu indisciplina, a tu impulsividad, a tus ganas de saltarte fases y llegar rápidamente al dinero, y eso va a ser más o menos sencillo en función de lo que te conoces a ti mismo a día de hoy, pero en cualquier caso va a reclamar una inversión en energía. Si no tienes muchas ganas de lograrlo, si tu motivación no está por las nubes, si no te sientes capaz de asumir la carga de trabajo que sea necesaria, será muy difícil que lo consigas.

Necesitas mucha energía para seguir adelante cuando los resultados no lleguen, mucha energía para aceptar que quizás los cálculos sobre el tiempo necesario están equivocados, mucha energía para volver a hacer todo tu backtesting de nuevo, o comenzar el sistema desde cero, o volver a ahorrar el capital porqué te lo has fundido en un error que no habías previsto.

Si no eres una persona capaz de comprometerte, con una mentalidad orientada a los resultados, con muchas ganas, y con un deseo inquebrantable de lograr tu meta, no tienes ni la más pequeña opción de vivir de la Bolsa. Hablaremos en el punto C de los rasgos de carácter, pero te avanzo ya que van asociados a elevados niveles de energía, no porqué tengas que ser una persona espitosa, sino porqué probablemente vas a tener que hacer acopio de fuerzas para seguir adelante una, y otra, y otra vez.

B. Requisitos de conocimiento y habilidad

Para operar en la Bolsa necesitas un sistema de inversión y la capacidad de aplicarlo de forma disciplinada bajo presión.

Los elementos mínimos que tienes que interiorizar a nivel de conocimiento son:
  • Elementos Logísticos, que comprenden el desarrollo de tu plan de trabajo, la apertura de cuentas con el broker, y el manejo de los programas de graficación, backtesting y control estadístico.
  • El Sistema de Trading propiamente dicho, con su conjunto de ventanas de oportunidad, de indicadores, de marcos de representación, la comprensión del funcionamiento del mercado, la gestión de las posiciones...
  • El Money Management que comprende como mínimo el riesgo de ruina, la forma correcta de ampliar y disminuir tu participación y la gestión de los draw downs.
  • La Gestión Emocional, en la que deberás interiorizar cual es la actitud apropiada para estar frente al mercado, cómo debes tratar la impulsividad, la codicia o el miedo, y qué caminos tienes para aprender a actuar siempre a favor de tu mejor interés y desarrollar la disciplina.
  • El Plan de Trading, cómo elaborarlo, cómo utilizarlo para medir tu desempeño, cómo analizar sus resultados...
Cuando dispongas de estas distinciones necesitarás desarrollar la capacidad de aplicar este conocimiento en un mercado real. Es muy importante que tengas en cuenta que será necesario que dispongas de las estructuras y mecanismos adecuados para entrenarte con seguridad. Hay una diferencia notable entre ser capaz de analizar un mercado y ser capaz de actuar de forma disciplinada ante ese mercado.

¿Cómo se supone que estás midiendo tu desempeño? ¿Cómo sabes si estás avanzando en la dirección correcta, si estás cometiendo errores de base, o si estás progresando adecuadamente? ¿Cómo lo harás para modificar cierto tipo de conducta de auto-sabotaje? ¿Qué puntos débiles está mostrando tu rendimiento y cómo puedes cambiarlos? ¿De qué manera vas a hacer frente al miedo a perder o a la impulsividad?

C. Requisitos de Carácter

Si cuentas con los recursos necesarios en dinero, tiempo y energía, y estás dispuesto a aprender sobre los mercados y a desarrollar tu disciplina, lo tienes casi todo a tu favor, pero queda un requisito más que puede ser el que desequilibre la balanza: tu carácter.

Para vivir de la Bolsa necesitas ser de cierta manera. No es solo lo que sepas y tu capacidad de análisis, es tu carácter, es la forma como asimilas una pérdida, es la respuesta emocional a la frustración, es la velocidad con la que reagrupas tus fuerzas y te mueves otra vez hacia adelante.

Algunas personas que disponen de recursos, conocimientos y habilidades, no son capaces jamás de vivir de los mercados. Esto es así, en buena parte, porqué no son capaces de manejarse a si mismos. No aprenden jamás a actuar a favor de su mejor interés, no llegan al punto de asumir que perder forma parte del trading, que una operación que arroje un resultado negativo no pone en duda su propio valor como personas, que si se han equivocado en una entrada deben asumir su error, que jamás podrán controlar el mercado...

Sin la disposición total a conocerse a uno mismo es complicadísimo que alguien logre la consistencia como trader. Es necesario ser capaz de persistir ante las dificultades, de ser tenaz, de ser trabajador, de ser disciplinado y riguroso, ordenado, metódico, sistemático...

Algunas personas, simplemente, disponen de estos requisitos de carácter desde el momento de partir en ese viaje, otras personas deben hacer un trabajo muy intenso para corregir su impulsividad o su miedo, y de estas algunas lo logran y otras no.

No quiero alargarme más. Hemos analizado tres tipos de elementos que van a mediar entre tú y tu éxito como trader: los recursos, los requisitos de conocimiento y habilidad, y los de carácter.

Ahora, con esta información, puedes analizar en qué punto te encuentras tú y evaluar si merece la pena seguir, o más vale que lo dejes antes de ir más allá.

Recuerda que el trading no es para todo el mundo. Que hay un precio a pagar, un coste en emoción, en tiempo y en dinero, y que sí, que la recompensa es impresionante, pero que para lograrla el mercado va a exigir que des lo mejor de ti mismo.

vC

1 comentario:

  1. estoy de acuerdo con la interpretación de la profesión de trader, o visto al menos como una afición sana por el trading.

    no se trata de regalar el dinero como comentaste en post anteriores.

    a los que aspiren a ser traders os animo a ser coherentes y prudentes como bien indica Vicens. si no hay trabajo no hay resultados

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA