martes, 28 de septiembre de 2010

La energía nuclear en el siglo XXI

Compartir
Actualmente numerosos gobiernos (de distintas ideologías políticas) de las grandes potencias y de los países emergentes están apostando, -no sólo por la continuidad de las centrales nucleares-, sino también por incrementar su potencia y la construcción de otras nuevas. Desde el año 2000, la energía nuclear está considerada como una fuente de energía que frena las emisiones contaminantes, reduce la dependencia del exterior y produce electricidad de forma constante a precios estables y predecibles.

La Comisión del Desarrollo Sostenible de la ONU afirma que la Energía Nuclear puede llegar a ser sostenible. Desde hace algunos años, Patrick Moore, -Doctor en Ecología y cofundador de Greenpeace-, ha manifestado en numerosos artículos y conferencias que "La energía nuclear no es el pasado, sino el futuro, ya que es sostenible, duradera y limpia. Es imprescindible para luchar contra el calentamiento global del planeta que producen los gases de efecto invernadero."

Han tenido que pasar más de treinta años de fluctuaciones de precios, restricciones de suministros y de contaminación derivados del uso del carbón y del petróleo, para que la energía nuclear sea de nuevo considerada esencial para la producción de energía eléctrica.

En la actualidad, en el mundo están funcionando 436 reactores, los cuales producen el 17% de la energía eléctrica que se consume en el mundo y el 33% de la que se consume en Europa. Además, se están construyendo 56 más en China, India, Japón, Rusia, Finlandia, Francia, Corea del Sur y Bulgaria. Y el ejemplo que deberíamos seguir es Francia que tiene operativas 58 centrales nucleares y produce el 78% de su energía eléctrica con energía nuclear y tiene en cartera la construcción de dos reactores de nueva generación. A Francia no le afectó la crisis entre Ucrania y Rusia que, sin embargo dejó sin suministro a varios países de Europa, donde fallecieron personas como consecuencia de las bajas temperaturas. Incluso países productores y exportadores de petróleo y gas natural apuestan por este tipo de energía. En Suecia operan 11 centrales y en Reino Unido 27. Varias empresas energéticas españolas participan en los proyectos para construir centrales nucleares en estos países.

El parque nuclear en España se compone de 9 centrales nucleares (algunas de las cuales paradas o en bajo rendimiento) que producen el 18% del total de la energía consumida. El sector emplea a 30.000 personas entre puestos de trabajo directos e indirectos, cifra que se podría incrementar de seguir las directrices mundiales de incrementar el número de centrales nucleares. Las centrales tienen una vida útil inicial de 40 años, aunque las licencias caduquen unos años antes. La presidenta del Foro Nuclear español opina que se debería abrir tres nuevas centrales nucleares al tiempo que se deberían renovar las licencias en vigor cuando llegue su vencimiento. El déficit energético español es uno de los más preocupantes de la Unión Europea. Lo cual frena cada vez más nuestra capacidad de crecimiento. Pero España tiene la capacidad tecnológica necesaria para solucionarlo, ya que las empresas españolas están desarrollando proyectos como estos por todo el mundo. Además existe la intención de solucionar el problema, ya en 2008 los grandes grupos industriales españoles que conforman la Asociación de los Grandes Consumidores de Energía (AGCE) se ofrecieron a financiar la construcción de una nueva central nuclear en el lugar de la antigua central de Zorita, siendo el presupuesto de 4.000 millones de euros.

Sin embargo, el gobierno español se cuestiona la renovación de las licencias ya existentes a medida que llegue el final del periodo autorizado. A día de hoy ni siquiera se ha decidido (según el propio gobierno) la ubicación del conocido como cementerio nuclear. Es evidente que esta política está influenciada por la opinión pública, que desde mediados de los 70 han considerado la energía nuclear nociva para el medio ambiente. Pero es que gran parte de la opinión pública ha cambiado de discurso durante los últimos treinta años, por la evidencia de los hechos. Son numerosos los desastres ecológicos que se han producido relacionados con vertidos de petróleo o con otros tipos de industrias. En cambio, sólo podemos citar como catástrofe el desastre producido el 26 de abril de 1986 en la central nuclear de Chernobil. Tal y como reconocieron las autoridades soviéticas más tarde, la central nuclear era de las primeras construidas, se había construido para uso militar y además no se puso solución a tiempo, dado que el 1 de mayo era la Fiesta del Trabajo en la Unión Soviética, llegaron incluso a desfilar bajo la lluvia ácida. Evidentemente, este no es el caso de las centrales nucleares operativas en España.

Como todo el mundo sabe, la energía es esencial para el desarrollo económico-social, por tanto,
-dada la importancia del asunto-, los responsables de la política energética deben seguir los consejos de los expertos en la materia, que son los verdaderos especialistas. La opinión pública, en cambio, es sólo eso opinión.

El gobierno debería reflexionar sobre su política energética, porque un déficit energético es más peligroso que un déficit público. De seguir cuestionando la renovación de las licencias, perderemos el tren en el que otros ya se han montado. La oportunidad que se pierda en esta ocasión no volverá a repetirse. Ya que, en un futuro no muy lejano los países que dispongan de energía nuclear recurrirán en menor medida a los mercados energéticos, lo que provocará una reducción de la oferta y a su vez un incremento de los precios. Y en consecuencia, nuestro crecimiento económico estará hipotecado cada vez más.

Siempre he pensado que detrás de los detractores del uso de este tipo de energía estaban los productores de los otros tipos de energía, para eliminar a un competidor. Pero, como hemos comentado más arriba, actualmente incluso los países productores y exportadores de petróleo y gas natural, se están preparando para la producción y consumo de este tipo de energía. ¿Porqué el gobierno de España no apuesta en firme por la energía nuclear?. Porque se dispone de la tecnología suficiente para diseñar, construir y gestionar y se cuenta con las voluntades para financiar, la construcción de nuevas centrales. Y además, el desarrollo del sector energético podría ser la solución para el crecimiento y desarrollo de la economía española.

3 comentarios:

  1. No creo que la energía nuclear sea la solución al deficit energético de España y por extensión del resto del planeta porque ¿es el uranio una materia prima infinita?, ¿cuándo se acabaría el uranio del planeta al ritmo actual de consumo?.
    Por otra parte creo que el debate se debería centrar más en el consumo energético que en su producción porque el planeta tiene un límite.

    ResponderEliminar
  2. Interesante opinión la "anonima".

    En contraste, el GOBIERNO ALEMAN de Angela Merkel ha preparado un poryocto de ley que ALARGA LA VIDA DE LOS REACTORES ENTRE 8 Y 14 AÑOS, por algo será. Esto en detrimento de las energías renovables, que por muy verdes que sean su eficiencia es del mismo color lo que genera importantes gastos a todo ciudadano por las primas que reciben.

    Y es: +EFICIENTE Y +RENTABLE... 2.300 MILLONES DE EUROS es lo que estiman los alemanes que podrían recaudar en 5 años sólo con la implantación (a cambio) de un NUEVO IMPUESTO AL COMBUSTIBLE NUCLEAR.

    Esto no es populismo si no realismo.

    ResponderEliminar
  3. En primer lugar, agradezco los comentarios.

    Uranio. Según los especialistas en la materia, el consumo del uranio como combustible nuclear es mínimo y además los reactores más modernos reutilizan el uranio.

    Consumo energético. Buena idea para debatir.
    El consumo energético está considerado como un indicador del boom y/o recesión de una economía. Incluso se utiliza como indicador del seguimiento de una huelga,tal como hemos escuchado y leído en estos dos últimos días.

    Durante la última década se ha invertido en energías renovables, en detrimento de la energía nuclear. Gran error.
    El Gobierno alemán empieza a recapacitar.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA