martes, 27 de octubre de 2015

Protección intereses StakeHolders | Caso VW, soluciones que aportan Valor a los Grupos de Interés

Compartir
Es importante que tras un mes del estallido del escándalo del Grupo VolksWagen repasemos el estado de la situación de los múltiples grupos de interés interrelacionados con la marca fabricante de autos germana (marcas VW, Audi, Seat, Skoda..).

Consumidores, Empleados, Proveedores, Concesionarios, Accionistas, Inversores y Banca están pendientes de que la marca del "made in Germany" de el do de pecho, demuestre y ponga en valor su solvencia, en lo más amplio del término, y logre salir con éxito de esta crisis individual, en espera de revisar si terminaran siendo un mal sectorial. 

Que Grupo VW es un grupo solvente en términos financiero económicos no es cuestionable hasta ahora, la solvencia "etico-moral" ya la ha perdido, por lo que solo le queda apostar por recuperar la credibilidad en su producto con un exigente plan de gasto e inversión extraordinarios para el 2016 y ejercicios siguientes para solucionar razonablemente estos problemas a los que se ha expuesto en su fabricación de motores diesel. 

Mi consejo aquí sería que tengan cabeza y que no tengan que ser los Tribunales los que te pongan en tu lugar y marquen el gasto en indemnizaciones a consumidores afectados, mejor ser generoso en gasto y que el mercado valore la capacidad de respuesta eficaz en la postventa.

De momento esta manejando su estrategía de comunicación con cese del Presidente-Consejero al frente de la cía. durante los años de producción salpicados por el incumplimiento de las normativas medioambientales, la dotación de X miles de millones de provisiones, la producción de ediciones especiales de sus modelos bandera como el Golf con versión equipada con descuentos del 10-20% respecto las tarifas de precios anteriores. Si el cash is king, el dinero en el precio de venta a corto plazo es importante que lo bajen para que la derrama de pérdida de ventas sea lo menor posible. 

Veamos cuales serían las mejores soluciones para los grupos de interés afectados, en términos de mantener e incluso incrementar su actividad, empleando economías de escala y no a la inversa.

La 1ª sería el ofrecimiento a los clientes titulares de coches afectados la posibilidad de sustitución del vehículo viejo por uno nuevo, estableciendo una generosa tabla de precios de renovación del coche viejo por otro nuevo en función de la antigüedad del anterior (pongamos que para los coches matriculados más recientemente el intercambio sea gratuito por su menor rodaje), con la alternativa de poder modificar el coche gratuitamente con la aportación de vehículo de sustitución si tienen que dejarlo en taller, más alguna otra ayuda en forma de mantenimiento gratuito en los concesionarios oficiales durante unos años subvencionado por el fabricante.

Lo que no puede ser es que se genere una rueda de destrucción de empleo directo e indirecto en el Grupo VW, proveedores, concesionarios, etc.

Soluciones como esta, que den seguridad y tranquilidad al consumidor (a los anteriores y a los potenciales), podrán volver a recuperar sus márgenes y subir los precios para los coches de nueva producción de venta al público, alejandose de soluciones cortoplacistas y que no aportan valor a la empresa, a sus accionistas. 

Porque si no serán las agrupaciones de consumidores demandantes los que les obligen a plegarse, para lo cual siempre es buena alternativa el asociarse con bufetes de abogados que cobran a comisión de éxito. En España ya hay plataformas de consumidores que asesoran a los consumidores afectados de forma que no renuncien a sus derechos y sean los perdedores de tan magno desliz del fabricante.

A nivel internacional, Toyota ya ha superado recientemente en el ranking como fabricante líder mundial en unidades vendidas, pasando a ser 2º el Grupo VW, pero si VW aprovecha esta oportunidad para computarse las renovaciones de coches viejos afectados por nuevos, seguro que volvería al primer puesto de ventas holgadamente por el efecto multiplicador de la medida sobre las ventas al público. En su mano esta.
Pese a los malos ejemplos que tenemos en España con escándalos como los de la Banca, caso sonoro el de Bankia con sus preferentes y salida a bolsa, esperemos que los del "made in Germany" sean un poco más presentables y hagan bien las cosas para salvar su marca bandera a flote..ya que Bankia es una mala jugada que más pronto que tarde debería acabar desapareciendo, de la forma menos dolosa para sus grupos de interés no responsables de su quiebra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA