miércoles, 8 de julio de 2015

Reestructurar el Endeudamiento de tu Empresa con Solvencia y Excelencia | Lo opuesto que Grecia

Compartir
Ahora que vemos como Grecia es incapaz de reestructurar su deuda, por tener el mix diabolico al que le somete su endeudamiento y situación económica (falta de liquidez y débil solvencia) vamos a comentar como empresas solventes, como modelos de negocio y gestión exitosos -la excelencia comparable frente a uno mismo y frente a terceros pares- pueden recurrir a la banca a reestructurar sus pasivos financieros aprovechando el momento de buena evolución del negocio (facturación) y márgenes (resultados) y liquidez (vía generación de recursos vía cash flow, gestión de capital corriente y desinversiones), que son tres factores de los que Grecia adolece, renegociando su deuda y dinero nuevo para repagar en situación de reducción de la producción interior, incremento de déficit y falta de liquidez. 

Comparando estos dos tipos de situaciones o polos opuestos, nuestras empresas pueden recurrir ha realizar refinanciaciones o reestructuraciones de deuda -en sentido positivo es indiferente, como prefieran llamarlo- para reducir el coste de los gastos financieros, recuperar límites de crédito y poner en valor la situación alcanzada para afrontar con garantías los siguientes pasos del desarrollo empresarial a medio plazo. 

Artículos en PORTADA