miércoles, 27 de mayo de 2015

Refinanciar Préstamos, Tarjetas, Microprestamos.. | Soluciones para Particulares con Nómina, y algo más

Compartir
Lo primero que debemos hacer a la hora de afrontar la refinanciación de deudas personales es asumir los errores, modificar la conducta de gasto y tener voluntad de repagar los créditos. 

Partiendo de esto, y con una nómina minimamente estable con la que hacer frenta a un nuevo calendario de amortización, vamos a hacer un esquema de refinanciación normal y otra extrema que muchos partículares han podido llegar y que aún estan a tiempo de solventar.

Esquema de deudas "normales", refinanciables o reestruturables en garantía personal:

Hasta 20 / 30 mil euros, a un tipo de interés del 5%, resultan cuotas mensuales de menos de 400 / 600 euros, por lo que con una nómina de entre 1200 y 1800 euros, en función de si uno tiene que pagar alquileres u otras cargas familiares, podría llegar a ser viable para sus entidades acreedoras o que su entidad referencia recompre la deuda de las de pequeño importe a cambio de compensaciones comerciales y garantías adicionales personales de poder presentar un avalista/s solvente.

Sin mejora de garantías será más extraño que levante la refinanciación de deudas de otras entidades en una de ellas.

Esquema de deudas extremas que requeriran de una solución extraordinaria:

- 30/40 mil de préstamos personales
- 20 mil de tarjetas
- 10 mil de microprestamos

Cuando las deudas personales se acercan más a 100 mil que a 20 mil, el problema es realmente grave.

viernes, 15 de mayo de 2015

Pagar en Tiempo y Forma esta Sobrevalorado? | Entre el Valor de las Cosas y los Valores de las Personas

Compartir
En un país con un presidente del Gobierno "ejemplar".. que recomienda con la boca pequeña el uso de bicicletas en el ámbito urbano, "y si es eléctrica, te esfuerzas menos", y una justicia taciturna, desfasada o con cierto aire de caspa a sus espaldas (no siendo la principal culpa de sus ejecutores, sino de los pocos medios organizativos con que cuentan) vemos como hay sentencias en 2ª ronda (y tras el paso de mucho tiempo... 4 años, ahora la 3ª ronda da luz en el 2015), que dan la razón al consumidor y hacen plegarse al banco a cobrar un máximo del 2% de interés de demora. Este tipo de sentencias no es algo del todo nuevo, pero refresca el debate.. a ver que opinan.
Que un 20% es abusivo (y no negociado), esta claro, pero que se debería de pagar al menos el doble o el triple del tipo de interés ordinario, o un mínimo del 4 o 5%, creo que también es correcto. Aunque para cubrir o penalizar también estan las comisiones de descubierto. Dejemoslo aparte.

Así, entre pagar al día o pagar tarde, la verdad parece que no tendría mucho valor el estar pendiente de pagar, o tener saldo para asumir el cargo de los recibos de préstamo. Y tambíen es cierto que el recobro con demoras es una buena fuente de ingresos como recuperación de parte de la morosidad.. pero no nos olvidemos de lo importante, el valor de los actos

Artículos en PORTADA