jueves, 5 de diciembre de 2013

Lectura e Inteligencia para la Inversión y las Finanzas | La Receta de Warren Buffett

Compartir
Muchas veces pensamos cual es la forma de lograr ser un inversor exitoso, y como lograr hacer crecer nuestro dinero más rápidamente, pero la realidad es que, a expensas del mercado, a veces la decisiones de inversión son más o menos afortunadas.
Igualmente, para quién esta buscando una hipoteca para afrontar la mayor inversión de su vida, estamos hablando normalmente de una vivienda, es muy importante el informarse, formarse y tomar decisiones objetivas en función a las condiciones ofertadas y negociadas con las distintas entidades, de forma que obtenga las mejores para su economía y finanzas a corto y largo plazo. 
Como consejo a los pequeños inversores, Warren Buffett indica cómo el y alguno de sus colegas, grandes inversores, se centran en aislarse de los las noticias mediáticas, y se centran en leer y analizar datos y hechos objetivos.

Warren explica en su artículo, como puede llegar a pasar el 80% de su jornada inmerso en la lectura de diferentes documentos, así como reflexionando sobre los mismos. 

De hecho, en los momentos de esplendor, en términos de actividad propia, de Buffett, este llegaba a leer hasta 1.000 páginas diarias, o lo que es lo mismo.. millones de datos acumulados en su cerebro como computadora de inversión. Estas son algunas de sus citas destacadas, una verdadera apología en favor de la lectura.:
Mi trabajo consiste en recopilar información y, de vez en cuando, actuar
No queremos escuchar las opiniones de los demás, sino conocer los hechos y actuar en consecuencia
Debemos reservar al menos una hora diaria a la lectura
Vivimos en medio de un mundo, sistemas y mercados cargados de información asimétrica, en la que unos pocos agentes tienen una información más completa que la gran mayoría. Como siempre, la información es sinónimo de poder, y esto explica las largas jornadas de Buffett frente a montones de informes, periódicos, libros y otras fuentes de conocimiento. 

Muchos son los ejemplos de información asimétrica e incentivos contrarios, como el tradicional caso del agente inmobiliario. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA