lunes, 30 de diciembre de 2013

Factoring vs Deuda Financiera Neta | Limpieza de Balance "Sin Recurso" y Finanzas Cierre de Ejercicio

Compartir
De cara al cierre de año muchos financieros han cursado solicitudes a los gestores de banca de empresas, y viceversa, los bancos también compiten por captar estas operaciones puntuales de cara a ganar volumen en activo para el cumplimiento de objetivos al cierre de año. Pero centremonos en el lado de la Empresa.

Para las Grandes Empresas y Corporaciones Multinacionales, es muy importante que los pasivos financieros (deudas bancarias) sean las menos posibles en sus balances a cierre de año, por lo tanto, recurriran al uso de financiación de facturas con factoring sin recurso para vender los derechos de crédito comerciales a sus bancos y mediante lo cual cubrir saldos dispuestos de créditos de forma que reduzcan dentro de su balance el peso de la deuda financiera. 
Este hecho financiero es relevante pues los analistas e inversores en capital o deuda emitida por sus empresas, tomaran como referencia los ratios de deuda para medir el saneamiento, pulmón financiero, viabilidad y recorrido potencial de invertir capital, de uno u otro modo -acciones, si son cotizadas, o deuda, emisiones de renta fija o la meramente clasificación de riesgos bancarios-, en estas grandes empresas. También suele ser muy útil para lograr el cumplimiento de Covenants de Deudas Sindicadas, eludiendo así el tener que solicitar waivers (dispensas) de Covenants a sus acreedores de deuda bancaria a largo.
Es especialmente importante al cierre del ejercicio, pero también es una práctica muy usada de cara al cierre semestral, y en menor medida para "limpiar" los balances trimestrales.

Automaticamente con esta práctica las empresas mejoran realmente su liquidez, y por ende los ratios financieros vinculados a su deuda financiera neta. El más comunmente usado es el de D.F.N./EBITDA (Deuda Financiera Neta vs Benefio de Explotación + Amortizaciones y Depreciaciones o Deterioros Corrientes), así como el de DFN/PN (ratio que compara el peso de la deuda neta con el patrimonio neto empresarial).

Una vez les hemos contado la verdad del cuento, o "fábula" financiera, del factoring propio o sin recurco, mostramos un recordatorio de factoring, de lo tratado semanas atrás sobre el factoring con o sin recurso:
4
Entonces: ¿Factoring Sin Recurso o Con Recurso? | Opciones para todos los gustos 

El "Recurso" es una de las casuisticas fundamentales del contrato de factoring. El factoring propio es el Factoring SIN Recurso, por el cual el banco le compra sus créditos, cubriendo así su empresa el riesgo de insolvencia (supensión de pagos, quiebra, ahora acá denominado concurso de acreedores.. de sus deudores comerciales, aquellos clientes que cobra aplazados).


Normalmente este cobertura de riesgo se paga con una mayor comisión de financiación, pero sin duda el servicio lo merece si tienen una depedencia relevante del buen desenlace del cobro de estas ventas. 

Con el Factoring SIN Recurso no sólo podrá anticipar el cobro de sus ventas y olvidarse de la situación financiera de sus grandes clientes, sino que esta utilidad tampoco le consumirá riesgos dentro del Riesgo en el Sistema Bancario (en España la CIRBE), ya que esta financiación será declarado por el banco como riesgo contraido por su deudor.

Por otro lado, también podría resultar de este estudio una operación de financiación mediante Factoring Con Recurso -o impropio-, a causa de que el soporte o la empresa deudora no sean de alta calidad, de esta forma su empresa obtendría financiación, pero deberán supervisar desde su empresa la solvencia de sus deudores, ya que en caso de impago, cualquier posible quebranto deberá ser recomprado por ustedes como cedentes de la facturas.

Merece la pena destacar que pese a que no le permita cubrir el riesgo de insolvencia, el factoring con recurso al menos le permitirá acceder a grandes volumenes de financiación a través de la factorización de sus principales contratos con grandes clientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA