miércoles, 8 de diciembre de 2010

Prestamos Participativos a emprendedores | Dinero fresco para invertir en nuevos proyectos en fase de arranque

Compartir
La Caixa (caja de ahorros catalana, líder en su región y en España) ha creado una nueva sociedad de capital riesgo para invertir en sociedades en fase de arranque, es decir aquellas que tan siquiera han iniciado operaciones comerciales y cuantan con poco más que una idea, un equipo de profesionales y un plan de negocio, y que requieren de financiación para desarrollar el diseño y lanzamiento de su proyecto

La Caixa ha dotado de 8 millones de euros de capital a esta nueva sociedad instrumental (denominada Caixa Capital Micro), que invertirá en todo tipo de negocios/sociedades excepto actividades financieras e inmobiliarias.

En esencia las características de un préstamo participativo son créditos a largo plazo que tienen la consideración de fondos propios a efectos contables (mejora su imagen de solvencia ante restantes acreedorse), su tipo de interés es variable y se fija en función de ratios (multiplos o convenants). Algunos criterios son la evolución de la cifra de negocio o del beneficio. 

Me gustaría conocer si  los diferenciales de los préstamos participativos son más altos a mayor beneficio o al reves... lo primero es lo que tendría más sentido empresarial (a menor beneficio, menor distribución), pero menos sentido bancario (a más riesgo, observado, mayor diferencial).

Para ampliar estas características y aterrizar en la realidad nos servimos como indice por las señaladas en una entrada anterior de Carlos Blanco que conoce muy bien como viene operando la Caixa en materia de préstamos participativos:
  • La entidad financiera presta un dinero, que normalmente se va desembolsando conforme se consiguen unos hitos, suelen ser préstamos "a disponer". Este dinero suele desembolsarse entre 2 y 4 veces, lo normal 2-3.
  • Estos hitos pueden ser ventas, facturación, audiencia, acabar un producto, conseguir X clientes, etc… Se pactan con los propios emprendedores en base a su business plan prudente, moderado o "pesimista" (revisado a la baja).
  • Se firma un contrato/póliza con una fecha final en la cual la entidad financiera puede decidir (normalmente incluso antes) convertir ese préstamo en un % de la empresa, lo cual implica una derecho preferente para la entidad financiera (si observa que ese préstamo vale más como capital que como liquidez, imaginense un caso como facebook o twitter en sus inicios). Suele ser de un periodo de entre 1 y 3 años. La Caixa casi siempre lo hace de 2 a 4 años.
  • El rango habitual de inversión de la Caixa en este tipo de préstamos era de 100.000 a 300.000 euros (no se conoce aún el rango de inversión de Caixa Capital Micro), para mayores importes Enisa (Entidad Nacional de Innovación SA) tenía un rango de inversión de 100.000 a 1 millón de euros.
  • Se buscan inversiones en fases de arranque o capital semilla (la Caixa para capital semilla tiene otra sociedad de capital riesgo, Caixa Capital Semilla, empresas de nueva creación pero que ya han empezado sus operaciones).
  • Los inversores no intervienen en la gestión, aunque pueden solicitar incluir una persona en el Consejo de Administración. Por ejemplo la Caixa siempre asigna un gestor que participa en el Comité de Dirección.

Si no conoces muy bien lo que es un préstamo participativo puedes leer esta entrada realizada por Carlos Blanco hace un par de años, que recoje algunas de las operaciones de la Caixa en este segmento de negocio hasta julio 2008, además de las principales implicaciones y connotaciones de los préstamos participativos.

Por ejemplo nuevos negocios líderes hoy día empezarón con una "pequeña" inversión y crecieron con capital ajeno, caso de idealistas, a día de hoy participada por la BBK (la caja de ahorros de Bilbao-Bizkaia), cuando ya necesitaban un capital de casi 1 millón de euros para continuar el proyecto y apenas tenían ingresos. Según comenta su CEO Jesús Encinar, el/ellos empezarón con un capital inicial de 60.000 euros, que el mismo tenía ahorrado y que lo invirtio en el negocio antes de pensar en comparse una casa. Eran un grupo de 5 socios, empezarón con 30.000 euros y luego según se incrementaron sus necesidades de capital tuvieron que recurrir a la financiación ajena en lo que se conoce como rondas de financiación (esto es lo que se podría denominar Capital Semilla). No sería de extrañar que la BBK entraría en su capital a través de un préstamo participativo y que hubieran optado por convertir el préstamo en capital de la sociedad, en lugar de que la entidad financiera entrara en su accionariado directamente a través de una ampliación de capital.

Dentro del área de capital riesgo de la Caixa cuentan además de con Caixa Capital Semilla, y la nueva Caixa Capital Micro, con el vehículo inversor Capital Pyme Innovación donde participa con las empresa públicas ICF Holding (Instituto Catalan de Finanzas) y Enisa.

ENLACES artículos relacionados:
VIAs | expansion y carlosblanco 
Imagen: elblogdelcontable

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA