viernes, 19 de noviembre de 2010

Participaciones Preferentes Banca Cívica | Preferentes 2.0

Compartir
Hoy es noticia un nuevo modelo de emisión de otro instrumento financiero hibrido (deuda asimilable a capital), de caractéristicas distintas al bono convertible que comentabamos ayer. 

Diferente porque el bono se convierte en acciones en un periodo de tiempo determinado, lo que implica unos derechos/obligación iniciales y a vencimiento (inicialmente de conversión y luego de voto en los organos de gobierno del emisor y recepción de dividendos si es que se distribuyen), mientras que las participaciones preferentes (conocidas en algunos países como acciones preferentes) no otorgan ningún derecho al tenedor (más que el cobro del cupón, si -como veremos después- es que se paga) y no tienen un vencimiento determinado (es deuda perpetua).

El SIP Banca Cívica va a emitir sus participaciones preferentes bajo el formato como deberán ser las nuevas participaciones preferentes (por eso las denomino preferentes 2.0) de acuerto a Basilea III para ser consideradas como capital Tier1 (que incluye el capital y las reservas, es decir el Core Capital).

Basilea III es el tercero de los acuerdos (que se esta fraguando en estos momentos) consistente en una serie de recomendaciones sobre la legislación y regulación bancaria y que son emitidos por el Comité de supervisión bancaria de Basilea, cuya entrada en vigor esta prevista para finales de 2012/2013. El propósito de estos acuerdos, el vigente es el publicado inicialmente en junio de 2004 (Basilea II), es la creación de un estándar internacional que sirva de referencia a los reguladores bancarios, con objeto de establecer los requerimientos de capital necesarios, para asegurar la protección de las entidades frente a los riesgos financieros y operativos.

Esto implica que el pago del cupón (en este caso fijado en el 8,65% anual) quedará a la discreccionalidad de la entidad emisora de las participaciones. La emisión será de 250 MM€, por lo que en este caso estamos hablando de lo que esta encima de la mesa es 
pagar o no 21,6 MM€.

Para dotarlas de liquidez, esta previsto que estas coticen en el el mercado secundario AIAF de renta fija, lo que implica asumir el riesgo de cotización de las mismas. Además la entidad emisora tiene el derecho de recomprarlas a partir del quinto año, algo en parte razonable a l/p para evitar el pago de interés elevados sobre las referencias cotizadas de tipos de interés interbancario.

Este es un producto financiero complejo por "naturaleza", por lo que esta novedad sólo es en realidad una vuelta de tuerca más para adaptarlas al perfil de una deuda que es asimilable al capital, por exigencias normativas.

El tipo de interés tan elevado es la "prima" por obtener solvencia, una variable fundamental en la banca del futuro, que va vinculada al riesgo implicito de este producto, no garantizado por el FGD puesto que no es un depósito. 

ENLACES artículos relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA