miércoles, 22 de septiembre de 2010

¿Que tan fuerte es la Banca Mexicana?

Compartir
Estimados amigos, mi objetivo en este blog es darles a conocer la realidad de mi país analizado desde el punto de vista de un mexicano.
Por la importancia del tema considero que mi primera contribución la debo dedicar al Sector Financiero Mexicano.
Para poder explicar la inquietud mundial sobre la fortaleza de la banca mexicana ante la intensa crisis mundial me gustaría detenerme un poco en los antecedentes de la actual salud del sistema financiero de mi país:
  1. México en particular es un país que siempre ha sabido reponerse ante constantes crisis, en la crisis de los 90's el 80% de los créditos empresariales y personales se volvieron incobrables. Gracias a esto, la banca se volvió más conservadora, sobre todo en el otorgamiento de los créditos y que las instituciones reguladoras como la Comisión Nacional Bancaria y Valores (CNBV) y Banco de México, fortalecieron los requerimientos en cuanto a temas como el Capital Mínimo y la Administración de Activos.
  2. Considerar que el 25% de la banca en México es subsidiaria de bancos mundiales ayuda a comprender que el 60% de los ingresos provienen por el cobro de las comisiones y no por la intermediación real que apenas alcanza el 20% de dichos ingresos. (Cifras de la Asociación de Bancos de México)
  3. Se deduce que los ingresos de los bancos no provienen de su intermediación sino de los accesorios o servicios adicionales, por lo tanto, sus flujos e inversiones en México no están tan comprometidas en una paralización parcial de la economía.
Hablando de intermediación financiera he aquí algunas cifras y datos interesantes:
  1. El margen entre tasa activa y tasa pasiva es enorme.
  2. El 80% de los depósitos no generan rendimiento alguno (pagos de nómina) y son a la vista
  3. La tasa anual del crédito insignia en consumo en promedio es del 40%
  4. La tasa anual del crédito empresarial está entre el 14% y 25%.
A pesar de lo anterior, las Instituciones Financieras No Bancarias (IFNB) como SOFOLES, SOFOMES, Cajas populares, etc., tienen más del 50% del crédito empresarial. Por la falta de interés de los bancos en otorgar créditos y en consecuencia de la crisis, los grandes inversionistas y fondeadores detuvieron los flujos y el mercado se volvió más conservador, así que, al detener el fondeo varias Instituciones sin buenas prácticas crediticias, administrativas que dependían del fondeo de corto plazo para financiar proyectos de largo plazo, realizaron especulaciones que no les correspondian, sufriendo un alto total que no pudo sostener su cartera.
En consecuencia hubo venta de cartera, suspensión de pagos, financieras que cerraron o desaparecieron por sus malas prácticas, carencia de controles, de procedimientos, malos gobiernos corporativos y falta de planeación estratégica.
Por esta situación los bancos nacionales están reaccionando y buscan
entrar al mercado que dejaron las IFNB a través de un otorgamiento de crédito bajo un riesgo medido. Pero no cuentan con el capital humano calificado y los recursos técnicos para poder realizarlo.
La banca extranjera no quiere incursionar tan agresivamente en este mercado, ya que el impacto que tuvo la crisis en sus lugares de origen los obliga a no tomar riesgos altos que pueden ser perfectamente controlados si se tomaran las decisiones correctas.
Desde mi punto de vista el Sector Bancario en México es sólido porque la mayoría de sus ingresos provienen de otros rubros que, no son netamente de la intermediación, es decir, sus ingresos son independientes a las fluctuaciones de la economía porque el tamaño de la cartera representa aproximadamente el 10% del PIB de México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA