lunes, 2 de agosto de 2010

Despido de funcionarios y privatizaciones de empresas públicas

Compartir




Esta es la receta de la CEOE. Estoy de acuerdo (no soy funcionario, claro), pero si lo fuese y siendo jovén y trabajador (como hay buenos exptes. que entran a trabajar para la función pública) sería para cagarse en su p.m. ya que la cultura tradicional del funcionario se entiende que no quiere trabajar, y ese tampoco es el problema, porque el gran problema es la falta de procesos, procedimientos y politicas para que la gestión de los recursos públicos (materiales y humanos) sean EFICIENTES. Por mucho que dicen por empezar por los menos productivos, al final también van a aprovechar para tirar del despido barato, los que menos antigüedad tienen porque haciendo números sale más equilibrada la "limpieza".

Así pues, a los primeros que hay que despedir a los altos cargos públicos y a muchos mandos intermedios que no aportan valor y por su culpa mantenemos un sistema de gestión público arcaico y cada vez más improductivo, ya que es intensivo en mano de obra (tiene pelotas). Llevamos toda la crisis oyendo que cada vez crecen el número de funcionarios en activo. Las colas fuera del INEM a tope (desde la calle) y ahora (año 11 del s/XXI) quieren vender a los ciudadanos que tramiten su solicitud de paro online... que baje Bill Gates y lo vea. 


Os dejo la opinión de la patronal de empresarios y empresas, CEOE (dirigida aún por el mítico Gerardo Diaz Ferrán), VIA Expansión.

La receta anticrisis de CEOE: despedir funcionarios y privatizar empresas públicas

La CEOE le ha pedido al Gobierno medidas de "gran calado" para recortar más el gasto público como reducir el número de funcionarios empezando por los menos productivos, permitir la participación de empresas privadas en la prestación de servicios públicos o la privatización de empresas públicas deficitarias.


Estas propuestas, junto a otras como la reducción de impuestos, especialmente los que gravan el ahorro, son "imprescindibles" para que se restaure la credibilidad de la economía y de sus cuentas públicas, ya que consideran que las medidas del Gobierno son "aún insuficientes", señala la patronal.

Por eso, la junta directiva de CEOE dio el visto bueno ayer a un documento que aglutina las principales propuestas de los empresarios y que hoy la patronal hará llegar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En ese texto, al que ha tenido acceso Efe, los empresarios explican también que es "preciso" reorientar el gasto público y dejar que la sociedad decida cuáles son las actuaciones fundamentales que deben realizar las administraciones para "reducir o abandonar" aquéllas que son secundarias. (no sería nada nuevo... esto me recuerda al modelo de obra social que van a empezar a implementar algunas Cajas de Ahorros...).

Para recobrar la confianza, la CEOE insta a combinar la puesta en marcha de reformas "profundas" del mercado de trabajo, de las pensiones y del sistema sanitario, con un "ajuste rápido" del déficit centrado en los recortes y la racionalización del gasto público corriente. Advierte además al Gobierno de que "cualquier concesión al populismo, cualquier gesto para compensar ajustes de gastos con subidas de impuestos al ahorro o a los que más ahorran, sería especialmente dañina".


Según los empresarios, un programa eficaz de contención del gasto a medio plazo debe incluir una reducción del gasto de personal público en el que se ponga énfasis en prescindir de los empleados menos productivos y discriminar el recorte de las remuneraciones igualmente según la productividad de los servicios públicos producidos.

Otra fórmula de recortar el gasto del personal público sin que merme la calidad de los servicios que prestan es dar un mayor protagonismo al sector privado en este tipo de actividades, ya que con ciertas concesiones no se "privatiza" y la experiencia demuestra que se gana en calidad con un coste menor.

Colaboración privada

La CEOE ve margen para que comunidades autónomas y ayuntamientos intensifiquen la colaboración público/privada en ámbitos como el tratamiento y suministro de aguas, desechos, transporte urbano e interurbano, por carretera y ferrocarril, así como en el de la gestión o la explotación de centros sanitarios. Los empresarios también proponen privatizar las pérdidas de empresas autonómicas y estatales deficitarias y reducir las subvenciones de ciertos servicios públicos.

Por un lado, la patronal pone el foco en algunas empresas como las televisiones autonómicas, "fuertemente endeudadas", que generan elevados déficit y que cree que podrían ser privatizadas ya que sus servicios "no parecen que sean muy necesarios socialmente ni tengan incidencia positiva (...) sobre la productividad". Igualmente, recuerda que existe un gran número de entidades públicas que duplican la actividad de otras administraciones, como las oficinas de promoción comercial o de turismo.

La subvenciones, en el punto de mira

En cuanto a las subvenciones que reciben determinados servicios, recuerda que en ellos el usuario paga un precio muy inferior al coste de producción y como caso más llamativo cita el transporte público urbano por carretera y el ferroviario, o el uso gratuito de ciertas carreteras con alta capacidad y, por tanto, alto coste de mantenimiento.

Ante esta situación, la CEOE cree que es "inevitable" que en un proceso de consolidación fiscal se encarezcan este tipo de servicios y pone como ejemplo los billetes de los trenes de alta velocidad, que se financian de subvenciones vía impuestos tanto por los usuarios que se benefician de ellos como los que no.

También pide que se reordenen las competencias porque critican que en España existe un exceso de administraciones: ayuntamientos, cabildos o consejos insulares, diputaciones provinciales, comunidades autónomas, administración general del Estado y Unión Europea. (todo esto sale bastante más caro que la familia real).

¿QUÉ OPINAS?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA