miércoles, 18 de agosto de 2010

Brasil supera a España años antes de la celebración de los Juegos Olímpicos Río 2016

Compartir

Ingresar en el grupo de las siete economías más exclusivas del mundo, el G-7, está resultando un sueño imposible para España (descartalo, de momento es imposible). Queda pendiente que den entrada a China cuando quieran, esto para cuando se utilicen criterios democraticos, de momento los miembros del G-7 son Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

Pese a los intentos del Gobierno de ZP por entrar en tan privilegiado "clan", la economía nacional no ha dejado de sufrir durante la crisis: tras llegar al séptimo puesto en el ránking mundial en 2007 –según el Banco de España–, bajó al octavo lugar de la clasificación durante los primeros coletazos de la crisis... vamos, en un pis-pas, hasta que en 2010 ha sucedido lo casi inevitable: España queda relegada a la novena economía del mundo, un batacazo que habían previsto algunos organismos pero que ahora ya confirman los datos reales de evolución de la coyuntura.

La crisis ha dado una oportunidad a los países emergentes y ha permitido que Brasil desbancara a España del octavo puesto. Según las cifras oficiales de los últimos doce meses recogidas por Bloomberg – del segundo trimestre de 2009 al primero de 2010–, el gigante americano ha superado los 1,8 billones de dólares, mientras que España apenas se ha recuperado de la crisis, con 1,5 billones en el PIB nominal del mismo periodo.

Mientras que otros países sufrieron más la caída de la demanda de EEUU, Brasil, cuyo principal destino exportador es China (13% del volumen total de comercio), que supera ya a Japón como 2ª economía mundial, apenas sufrió dos trimestres de crecimientos negativos entre 2008 y 2009. Poco después, el real brasileño comenzó a depreciarse hasta en un tercio de su valor a cierre de 2008, lo que reanimó las exportaciones. En el segundo trimestre de 2009, ya repuntaba un 1,1% respecto al anterior y, según el Banco Central de Brasil, el PIB podría crecer a ritmos del 7% y el 11% en 2010 y 2011 respectivamente. Esto sería coger velocidad de crucero antes de la celebración de los JJ OO de Río en 2016.

De momento, sólo podemos conformarnos con ganarles en el baloncesto, como ayer en Logroño (España 84- 68 Brasil). Te dejo aquí un breve resumen comparativo del encuentro y su preparación (parece que somos como Brasil antaño, buenos en deporte y deprimidos en la economía):


VIAs: Expansion  y FEB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario!

Artículos en PORTADA